For the moment cyberdodo.com website is in beta version. The new HTML5 version will be completed as soon as possible.

Monaco y el Medio Ambiente

Monaco y el Medio Ambiente

Visto : 7380

Agregar a Favoritos

Puntuación :

Mónaco, una ciudad-estado

El Principado de Mónaco es una ciudad-estado con una superficie de 2 kilómetros cuadrados que cuenta con 35.000 habitantes y 52.000 trabajadores y que se encuentra a orillas del mar Mediterráneo. Bajo el impulso de S.A.S. el Príncipe Alberto II, el gobierno de Mónaco actúa a favor de un desarrollo sostenible del Principado, llevando a cabo sus acciones dentro del respeto por la biodiversidad, la conservación de los recursos y la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero, y desarrollando una política a favor de una ciudad sostenible.

Biodiversidad marina y terrestre

La gestión del patrimonio natural del Principado pasa por la implementación de programas de inventariado y seguimiento de la flora y la fauna marinas y terrestres, en especial en la reserva marina de Larvotto. Los inventarios marinos permitieron inventariar 83 meros en 2006 y 450 grandes nácares en 2009 en la reserva de Larvotto. Sensibles a su entorno, estas dos especies protegidas constituyen también buenos indicadores de la calidad del agua del mar.

En tierra, se está llevando a cabo actualmente una campaña de inventariado de los insectos vivos (entomofauna) junto con las plantas del territorio de Mónaco. Lanzado en 2006, el inventario completo de la flora indígena terrestre ha permitido identificar 10 especies que gozan de un estatus de protección, al menos a nivel regional, como la acis nicaeensis . Actualmente, se está llevando a cabo una campaña de inventariado de aves (avifauna). Hasta este momento, ha permitido identificar y fotografiar recientemente una pareja de halcones peregrinos y tres recién nacidos en los acantilados del Rocher de Mónaco.

Un plan de energía y clima

La implementación de un plan de energía y clima responde a un triple objetivo: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% en relación con los niveles de 1990, mejorar la eficacia energética en un 20% y, finalmente, que un 20% del consumo de la energía final proceda de fuentes renovables. Así, por ejemplo, desde los años 60, el Principado desarrolla bombas de calor con agua de mar. Actualmente, éstas suministran el 17% de la energía consumida.

Mónaco, una ciudad sostenible

La implementación de una política pública a favor de una ciudad sostenible actúa sobre la movilidad y los desplazamientos, favoreciendo el uso de los transportes públicos, fomentando la movilidad sostenible gracias a los 33 enlaces públicos mecanizados (que incluye un centenar de ascensores, escaleras mecánicas, etc.) abiertos 24 horas al día y desarrollando el uso de vehículos eléctricos.

La gestión de residuos también representa una prioridad. Desde 2008, se reforzó la recogida selectiva con la creación de una cincuentena de puntos de recogida voluntaria para vidrio, papel y envases domésticos. Además, la incineración de los residuos domésticos se aprovecha gracias a la producción de electricidad equivalente a un poco más de la mitad del consumo de la iluminación pública del Principado.

La conservación de los recursos y el tratamiento de las aguas usadas se enmarcan en esta iniciativa de ciudad sostenible. El 75% del agua consumida en el Principado procede de dos valles de la región vecina: los valles del Vesubio y del Roya. El 25% restante procede de fuentes situadas dentro del territorio. El Principado trata la totalidad de sus aguas usadas, así como las de los municipios vecinos de la cuenca vertiente.

La calidad del marco de vida

Los diferentes componentes de esta política medioambiental también contribuyen a reforzar la calidad del marco de vida en el Principado. Pero no son los únicos elementos que lo hacen.
Entre estos otros elementos, cabe mencionar la calidad de las zonas verdes, públicas y privadas, que tan sólo sumaban 50.000 m2 en 1961 y que actualmente cubren aproximadamente 442.000 m2, 274.000 m2 de los cuales son zonas verdes públicas, compuestas principalmente por jardines de recreo, dedicados normalmente a una temática concreta, como por ejemplo: la rosaleda de la Princesa Gracia, el olivar, el jardín japonés, el jardín exótico, el recorrido de salud, el jardín infantil, etc. y por 800 árboles de alineación.

La movilización de la comunidad monegasca

El Estado monegasco está especialmente activo en todas las temáticas relacionadas con el desarrollo sostenible. Esta acción adquiere una mayor dimensión gracias a la participación de diferentes miembros de la comunidad monegasca, cuya movilización merece ser destacada: el sector privado (JCEM, SBM, Grimaldi Forum), el sector asociativo (AMPN, Act for nature, MC2D, etc.) y las fundaciones.

CyberDodo

Por iniciativa de S.A.S. el Príncipe Alberto II, el gobierno de Mónaco colabora con la Fundación CyberDodo desde su fundación, a quién se han unido posteriormente el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidos y la Interpol.

La difusión global de un mensaje de respeto y conservación gracias a una plataforma en Internet ludo-educativa, multilingüe y gratuita, dirigida a toda la familia (niños, padres y abuelos) constituye una iniciativa eficaz e innovadora para informar y sensibilizar acerca de los principales desafíos medioambientales de nuestra época.

De esta forma, permite a cada persona convertirse en un ciudadano responsable que protege la Naturaleza y garantiza los derechos de las generaciones futuras.

Bookmark and Share