Documentos

CyberDodo y los pingüinos


El pingüino es un miembro de la familia de los Spheniscidae 1/2


Tal vez suene un poco extraño la palabra "ave" para describir a un animal que pasa toda su vida ya sea en el suelo, (por lo general suelo congelado, volveremos a hablar de este tema) ya sea en el agua, ¡pero nunca en el aire ya que es perfectamente incapaz de volar!

Sin embargo, el pingüino es con certeza un ave migratoria, que ha tenido que adaptarse al medio ambiente oceánico del hemisferio sur de nuestro planeta, donde vive. Como a veces se enfrentan a condiciones climáticas extremas, ciertas especies de pingüinos han desarrollado una resistencia impresionante al frío y pueden resistir temperaturas por debajo de los 50 grados bajo cero.

El pingüino es un animal sociable que forma grupos cuando está sobre tierra, y puede formar colonias de hasta varios miles de miembros.

El pingüino, un animal sociable

Los pingüinos tiene un cuerpo idealmente adaptado para nadar y bucear: no vuelan por el aire, sino que, en cambio, "vuelan" elegantemente debajo del agua. Poseen pequeñas alas rígidas y planas, cuerpo alargado y cabeza con un largo pico.

Tienen dos patas palmeadas que les permiten caminar "erguidos" además de una cola corta y cuadrada. Sus cuerpos están cubiertos por plumas anchas, pequeñas y tupidas para evitar que el agua entre en contacto con su piel.

El tamaño de los pingüinos varía según las 18 diferentes subespecies: el Pequeño Pingüino Azul puede alcanzar 40 centímetros de largo y pesar 1,5 kilos; mientras que el Pingüino emperador puede alcanzar una longitud de 1,30 metros, y un peso de casi 40 kilos.

Cada subespecie de pingüino tiene características particulares, ya sea en la cabeza, en la forma del pico que se adapta a una dieta determinada, en el color de ojos (amarillo, rojo y azul) y en el plumaje (negro en la espalda y blanco adelante).

Sin embargo, hablando de manera más general, la visión y el sentido del olfato del pingüino están muy desarrollados, y su lengua es muy áspera y fuerte. También sabemos que el pingüino percibe colores y es sensible al azul, al verde y al violeta, aunque parecería que cuando no está debajo del agua, su visión se vuelve borrosa.
 

1 - 2

Bookmark and Share