For the moment cyberdodo.com website is in beta version. The new HTML5 version will be completed as soon as possible.

CyberDodo y las hormigas (1-1)

Visto : 13055

Agregar a Favoritos

Puntuación :

¿Conoce los insectos sociales?

La mayoría de nuestros contemporáneos responderían a esta pregunta: "Sí, ¡las abejas!", que son, efectivamente, un magnífico ejemplo de sociedad organizada formada por muchos individuos a los que se les asignan tareas complementarias, pero las abejas no son la única clase.


Si los criterios se basaran en los números alcanzados por los insectos sociales, la respuesta correcta debería ser: "Hormigas...", ya que generalmente sus colonias consisten en millones de miembros.
 

 

Las hormigas, insectos sociales

Otro importante argumento a su favor es su extraordinaria capacidad para vivir en climas muy diferentes, como el desértico, que muchas otras especies considerarían como abiertamente hostiles.

Sin embargo, la idea de referirse a las abejas no está fuera del contexto de los "formícidos", ya que, como las avispas y las hormigas, las abejas también forman parte del orden hymenoptera, que son primos que han cambiado profundamente por evolución a través de millones de años.

Con respecto a sus orígenes, los científicos dirían que su antepasado remoto sería una clase de avispa que vivió hace cien millones de años, desde que conquistaron el planeta, a excepción de las zonas glaciales y las submarinas.

La palabra "diversidad" puede que haya sido inventada para describirlas, porque presentan diferencias morfológicas significativas entre especies: la más pequeña mide menos de un milímetro de largo y la más grande, más de 3 centímetros.

Para hacer una comparación con el hombre, si el más pequeño de nosotros tuviera una altura de un metro, el más grande mediría 30 metros; esto es equivale a un edificio de 10 pisos y significa que sería extremadamente difícil encontrar ropa y comida.

Hablando de alimento, uno de los valores más importantes de las colonias de hormigas es la existencia de diferentes "trabajos", que les permiten compartir las actividades necesarias para la supervivencia del grupo, con la reina en primer lugar, que merece ser mencionada con mayúsculas, porque pone todos los huevos y es, por lo tanto, la mamá de miles y miles de niños. ¡Qué responsabilidad!

Si la reina es fértil, se debe a que tiene la excelente asistencia de los zánganos, que tienen la doble tarea de alimentar a ella y a la larva, mientras que otras hormigas con un increíble desarrollo físico garantizarán la seguridad de la colonia: los soldados.  

Todos los comentarios ( 0 )

Añadir un comentario

Enviar
Bookmark and Share