For the moment cyberdodo.com website is in beta version. The new HTML5 version will be completed as soon as possible.

CyberDodo lucha contra la explotación sexual infantil (2-27)

Visto : 63886

Agregar a Favoritos

Puntuación :

Es una de las agresiones más graves que se pueden cometer contra los niños; es un delito.

Se describe generalmente como el uso de un menor para la satisfacción de los deseos sexuales de un adulto (aunque, por desgracia, el niño se preste voluntariamente), o bien como la agresión hacia un niño por parte de un menor, que generalmente es mayor que la víctima.

El objeto de este documento es la prostitución, que figura como una forma de explotación sexual.

¿Qué es la prostitución infantil?

Ésta incluye a todas las personas menores de 18 años que ejercen el comercio sexual con o sin su propio consentimiento.

Resulta difícil calcular las cifras exactas: UNICEF calcula que más de 3 millones de niños son afectados por la prostitución a nivel mundial, y que esto representa más de un tercio de los trabajadores del sexo en Asia.

Este fenómeno afecta igualmente a los países desarrollados, ya que un informe oficial (CEOS) afirmó que, en 2001, alrededor de 300 000 niños corrieron riesgo de explotación sexual calificada como "comercial" en Estados Unidos.

 La prostitución infantil, un drama contra el que debemos luchar

¿Cuáles son las causas de la prostitución infantil?

Existen situaciones en las que los niños (Recordatorio: según la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, todo ser humano menor de 18 años es un niño) se prostituyen de manera voluntaria para satisfacer sus necesidades de consumo (salidas, ropa, un coche, etc.); por ejemplo, en Japón, donde esta práctica es llamada "Enjo Kosai", esta motivación sigue siendo marginal.

La principal causa de la prostitución infantil es un factor común entre la mayoría de los flagelos que afectan a los niños: ¡la pobreza!

Muchos dramas se originan en la voluntad de padres -sin recursos, mal informados, incultos  e incapaces de criar a sus hijos en condiciones aceptables- de confiar sus niños a intermediarios sospechosos que les aseguran que sus pequeños tendrán mejores posibilidades si se marchan a grandes ciudades, e incluso al extranjero.

Al estar alejados de sus familias, de sus amigos y de sus referentes, estos niños se convierten en presas fáciles para las redes mafiosas que quieren explotarlos obligándolos a prostituirse.
 

Todos los comentarios ( 1 )

Añadir un comentario

Enviar
  • Si las personas fueran menos indiferentes a lo que le ocurre a los niños, podríamos poner fin a esta brutalidad. Aquí todos somos responsables la unidad hace la fuerza....y ya es tiempo de detener esta verdadera mafia que comercia con los niños.

Bookmark and Share